fbpx

El relato de Mateo Pesquer – El hombre que desafió al Lago Ness sin neopreno

Es una de esas personas para las cuales el esfuerzo no tiene límites. Desde muy joven siempre ha buscado superarse en cada reto. A base de constancia y determinación, Mateo Pesquer Campos es hoy historia viva de la natación en España. A sus espaldas, infinidad de retos repletos de sacrificio y una moral inquebrantable. En su haber destacan varios desafíos pero ninguno con más mística que el día que decidió zambullirse durante más de ocho horas en las gélidas aguas del Lago Ness. Un hecho sin precedentes en España.

¿Qué se le pasa por la cabeza a una persona cuando decide afrontar sin neopreno un reto de 38 Km. en un escenario así?

“Cuando uno va nadando, aunque se en el Lago Ness, no piensa en demasiadas cosas. Tienes tanto frío que intentas dar el 100%, en no perder la técnica y en no bajar la guardia. Es cierto que es un agua especial, amarillenta en la superficie y bastante oscura hacia el fondo, debido a la gran cantidad de pizarra que hay en las paredes, algo que la oscurece y te hace plantearte dónde te estás metiendo.

 Entraste en el Lago Ness a las seis de la mañana ¿Qué fue lo más duro de aquel día?

“Cuando llevas tres cuartos de hora nadando empiezas a tiritar, pero lo llevas mejor porque entras en calor, pero cuando sales del agua y subes al barco es muy duro. Tienes tirones en el abdomen y notas algo parecido a dos barras de hielo en la espalda. Estas totalmente helado y no sabes que hacer para entrar en calor…es horrible. Todo es un juego mental. Esta todo ahí, en saber que puedes hacerlo. Es difícil saber cuál es el punto límite. Hay gente que ha nadado en condiciones extremas en el polo norte. Lo cual te hace pensar en que siempre puedes dar más”. 

¿Como lograbas hidratarte en esas condiciones tan adversas?

Pues principalmente con bebida energética e isotónica. Al estar el agua tan fría, 11º, no se perdía mucho líquido y con poca bebida era suficiente, pero si era importante la hidratación para mantener un buen rendimiento ya que el bajar el ritmo de nado podía provocar hipotermia y hacer fracasar el cruce. 

¿Has realizado más retos de ese estilo? 

Si, he completado la ida y vuelta del Estrecho de Gibraltar en dos ocasiones, mejorando la marca anterior en ambos casos. También he batido el record de David Meca en un trayecto Tenerife/ La Gomera (36Km) completando el cruce en 7h 35m.

¿Has nadado en aguas abiertas en otros países?

He cruzado dos veces el Canal de la Mancha, una por relevos y otra de manera individual. En ambos casos batiendo las marcas anteriores, una de ellas establecida de 1943. También he nadado en Noruega y después en los mundiales de Acuatlón en Inglaterra.

Has sido tres veces Campeón del Mundo de Acuatlón ¿Cómo fue?

Empecé a competir en esta modalidad en 2010, en Budapest (Hungría). Allí logré una medalla de oro en una disciplina que incluye 5 Km. de carrera y 1 Km de nado en aguas abiertas. Dos años después, en el 2012, viajamos a Beijing (China) donde también revalidamos el título de Campeones del Mundo. Y por último en 2103 logramos la última medalla de oro en el mundial de Londres (Hide Park), el mismo escenario donde se celebró la prueba en los Juegos Olímpicos. Además, también cuento con una medalla de bronce en la disciplina de Triatlón Olímpico.

Por si fuera poco, en tu palmarés también hay una medalla de plata en un Campeonato de Europa de Natación en Aguas abiertas.

Si, en el año 2009 en Cádiz. Aquella fue muy especial ya que significó mi primera medalla internacional. Una prueba de 3 kilómetros muy competida, con atletas de altísimo nivel. Estuve luchando por la victoria hasta el final, sobre todo con un nadador húngaro y otro alemán que no me pusieron las cosas fáciles.

De todos esos lugares ¿Dónde te ha resultado más complicado nadar?

Sin duda en el Canal de la Mancha. Ya no por la temperatura (15º), si no por la suciedad que había en el agua, de un color marrón con mucha contaminación, residuos flotando y sobre todo por el fuerte oleaje, que me provocaba mareos. Además, las corrientes en esa zona son muy intensas, obligándome a nadar casi en sentido contrario para poder evitarlas y siguiendo un complicado vector de nado que me iban trazando desde el barco que me guiaba. 

Además, la fase de preparación incluye también carreras de media distancia. ¿Cuántos trofeos has ganado como atleta?

Cada semana intentamos hacer algún triatlón, duatlón o carrera a pie donde luchamos por ganar la prueba o estar al menos entre los tres primeros. En las últimas cuatro pruebas he sido primero en dos ocasiones y segundo y tercero en el resto. Es la mejor manera de entrenar. Compitiendo.

¿Estás familiarizado con el agua de mineralización muy débil? 

La verdad que es un asunto al qué suelo prestar bastante atención ya que siempre buscamos agua de alta calidad, incluso para cocinar, o bien utilizamos grifos de filtración o agua embotellada de mineralización débil que no supere los 50 mg. de residuo seco. Nordic Life tiene muy bajo el TDS y la verdad que se nota desde el primer sorbo.

¿Qué cantidad de agua consumes normalmente durante tus retos?

Nadando en agua salada las cantidades ingeridas pueden superar los dos litros a la hora. Es mucha agua.

¿Te seduce la Nordic Life Experience? 

Me parece fascinante ya que bebo mucha agua en mi vida e intento cuidarme mucho, sobre todo antes de las competiciones importantes. Esta agua es pura y siempre es positivo incluir en tu dieta algo tan sano y que además tomas en bastante cantidad.

Compartir