fbpx
síntomas de deshidratación

¿Síntomas de deshidratación? – Claves de una amenaza silenciosa

Probablemente no seáis conscientes de la importancia de reponer fluidos regularmente. No se trata solo de beber cuando se tiene sed o cuando volvemos de hacer unos largos en la piscina. No beber lo suficiente es algo que afecta gravemente a nuestro rendimiento y sus consecuencias pueden ser considerables si no se toman antes una serie de oportunas medidas para evitar severos síntomas de deshidratación.

La deshidratación es conocida como la amenaza silenciosa, un proceso que avanza sin avisar, resultando de lo más perjudicial si no se detecta a tiempo. Para prevenirla, debemos tener siempre a mano una buena caja de agua natural Nordic Life para poder hidratarnos con asiduidad y reponer esa gran cantidad de fluidos que vamos perdiendo diariamente sin darnos cuenta.

Nuestro intenso ritmo de vida, en muchas ocasiones nos impide detectar los efectos que tiene la deshidratación sobre nuestro organismo. Solo cuando hacemos deporte somos realmente conscientes de que nuestro cuerpo nos pide líquidos por el mero hecho de manifestarse exhausto. Mientras sudamos, podemos llegar a perder un 2% de nuestro peso corporal y como consecuencia el rendimiento deportivo se ve afectado en un 40% si no mantenemos un nivel óptimo de hidratación.

Los electrolitos

Durante un entrenamiento, no todo se reduce a una pérdida masiva de fluidos sino también a la fuga de una serie de electrolitos que nos permiten rendir adecuadamente. Estos componentes son la clave de las contracciones musculares e intervienen en otra serie de funciones fisiológicas de vital importancia.

El sodio, potasio, magnesio y cloro, son sin duda los tipos de electrolito más importantes. De todos ellos, destaca por encima del resto el sodio, un componente esencial para encontrarnos bien mientras practicamos deporte.

Cuando se pierden grandes cantidades de electrolitos y no se reponen, los músculos empiezan a sufrir calambres y comienzan a manifestarse los primeros síntomas de deshidratación, por lo cual para lograr un alto rendimiento es recomendable consumir agua mineral pura y evitar así un impacto negativo sobre vuestra energía.

Una botella de Nordic Life contiene 1,27 mg de sodio por cada litro de agua así que no dejéis de darle continuos sorbos a vuestra botella preferida mientras liberáis endorfinas.

Agua vs. Bebidas isotónicas

Puede que algunos tengáis dudas sobre el consumo de las denominadas bebidas deportivas, pero cabe recordar que estas contienen una importante cantidad de carbohidratos y por tanto nos aportan un plus de energía en esos momentos de sufrimiento. Combinar esas bebidas con el agua natural de Nordic Life puede resultar interesante, ya que estas también aportan barra libre de electrolitos que ayudan a vuestros músculos a subir notablemente su rendimiento.

No obstante, no olvidéis que el agua natural resulta esencial para el rendimiento de cualquier atleta. Posiblemente hayáis escuchado algún caso sobre deportistas que se resisten a consumir solo agua y prefieren sustitutivos de este estilo, pero es importante tener en cuenta otro factor: controlar los niveles de azúcar que llevan estas bebidas.

El hecho de beber más cantidad de agua os ayudará a limitar el exceso de glucosa en sangre. Hay quienes cortan fruta fresca y la incorporan a su botella de Nordic Life, logrando una explosión de sabor totalmente natural. Probadlo y no necesitaréis tirar de productos procesados para llegar a lo más alto.

¿Con que frecuencia se debe beber?

Antes de ir al gimnasio o a correr, agarrad una botella de 0,5 cl. de Nordic Life y bebérosla completamente una hora antes de iniciar la actividad. Poco después, durante el entrenamiento debéis ingerir al menos la mitad de otra botella cada 15 minutos. Al finalizar el ejercicio habrá que reponer todos los fluidos restantes en el transcurso de las dos horas posteriores al entrenamiento. Durante esta fase podéis incluso recurrir al jugo de limón disuelto en una botella de agua natural premium Nordic Life o bien introducir piezas de cítricos dentro del propio recipiente.

Sin ninguna duda, hablamos de técnicas mucho más saludables que meros productos químicos disueltos en el agua que bebéis. En cualquier caso, y sea cual sea vuestro plan de entrenamiento, nunca descuidéis vuestros hábitos de hidratación antes, durante y después de cualquier ejercicio físico.

Tratar de manteneros hidratados no solo es beneficioso para vuestro rendimiento deportivo, sino también para la calidad de vuestra salud.

Compartir